Cecilia Arditto

Post Term: Lohman, Ida

Las versiones y las obras

pantalla con los tres triángulos reflejados, nótese el triángulo mas alto, que ya ha comenzado a desintegrarse.

 

EspañolEnglish

Estoy trabajando en una nueva pieza para clarinete y linternas mágicas. Es una remake de la propuesta visual de una obra que había trabajado con la artista plástica Ida Lohman (+) en 2004.

La propuesta visual es simple y directa: hay tres tres triángulos blancos proyectados en una pantalla, que progresivamente se van cubriendo de arena (zand en holandés). La obra termina con los triángulos cubiertos y consecuentemente la pantalla completamente negra.

 

La arena (sal) que cae en el recipiente colocado delante del lente, va cubriendo la imágen.

Cuando era minimalista feldmaniana, allá por el 2004, escribí la primera versión de Zand para trío de flauta contrabajo, trombón y viola. Zand esta basada tanto en lo visual como en lo sonoro en el mini detalle: los granos de arena modificando los triángulos segundos a segundo como un reloj visual de arena y los sonidos sutiles de esos granos de sal cayendo en el recipiente de vidrio que contiene la linterna mágica.

La estructura formal de la pieza está basada en una serie de estructuras matemáticas generadas con las proporciones de von Karman Vortex Street, que da cuenta del viaje de los fluidos. Estas proporciones en mi obra están sugeridas con pocos sonidos fundamentales, casi inaudibles pero sustanciales. Un mundo sutil. Esta versión de Zand me gusta muchísimo.

 

 

Decidí hacer una versión nueva de los triángulos de Ida Lohman Zand. Lamentablemente Ida no está más con nosotros y me pareció una manera bonita de seguir homenajeando su obra. Esta nueva versión para el mismo concepto de la imagen es para clarinete, tape y objetos. La imagen es la misma pero la música, más allá  de la instrumentación, es completamente distinta y se basa en un concepto diferente.

La idea es establecer una correspondencia entre imagen y sonido al comienzo de la obra, que a medida que va transcurriendo el tiempo se va quebrando.

El clarinetista comienza tocando en la oscuridad una música en sintonía con los triángulos que se van llenando. Como la versión anterior, la imagen y el sonido son sincrónicos, ya que ambos expresan conceptos parecidos y se van acompañando a lo largo del tiempo sin sobresaltos. En esta nueva versión esa armonía se quiebra: empiezan a pasar cosas en bambalinas: los músicos hablan y se ríen, se prende una radio, alguien comienza a trasvasar arroz en frascos, imitando lo que ve en la pantalla. Todo sucede en la oscuridad creciente de los triángulos de luz, única luz del evento, que se van oscureciendo progresivamente.

Termina la obra con la imagen en negro total: pero con unos segundos extra de diversión en bambalinas, que incluye un tocadiscos ruidoso con parlantes llenos de ruido blanco. El juego del sonido es poético, no circense ni anecdótico, pero los nuevos sonidos vienen claramente del afuera de la estética minimalista de los triángulos que se desvanecen.

Aquí una tercera versión de Zand para flauta y radio. La propuesta visual está modificada al ser proyectado los triángulos en una pantalla transparente que se mueve con un ventilador.

Nota a posteriori (20-10-20): utilicé la música de la primea versión de Zand, para escribir una nueva obra, también para trío. En lugar de flauta bajo, trombón y viola, escribí para piano, clarinete bajo y contrabajo. La obra es bastante parecida en su estructura a Zand. Su nombre es “Viaje de las frecuencias en el agua” para el trío Low-Frequency, de México.  Esta obra la escribí en 2018. En esta nueva propuesta, el aspecto visual no está o se ha desplazado a lo que los músicos hacen en escena, en este caso acciones directas con agua: realizan sonidos con una bombilla, un sifón y agua dentro de la campana del clarinete bajo.

Es interesante ver como algunas ideas que parecen ya abandonadas en el derrotero personal de la composición, vuelven a presentarse, empapándose de las búsquedas posteriores y de las inquietudes actuales.

 

Viaje de las frecuencias en el agua (2018) Low Frequency Trio
VII Festival Internacional Muchas Músicas 2018 UNQUI

Las infinitas posibilidades del agua

EspañolEnglish

Estoy trabajando en una pieza para tres trombones y linternas mágicas, con imágenes póstumas de Ida Lohman. Construí  una cámara oscura con las linternas en mi habitación para poder terminar el proyecto que comenzamos juntas cuando ella vivía.
Mi obra está basada el cuento de Borges Animales de los espejos, un relato incluído en Libro de los seres imaginarios.
Ida Lohman construyó peceras diminutas llenas con agua que se colocan entre la lente y el foco de las linternas mágicas. Lo que se ve en la pantalla, es el agua de las peceras reflejada y las intervenciones en vivo realizadas en ellas: objetos que caen, burbujas sopladas con una pajita, pompas de jabón, fluidos de colores inyectados en el agua, sal que se disuelve ante nuestros ojos, etceterísima.

Cabe recordar que en las proyecciones análogas, todo lo que baja en la pecera, sube en la pantalla, y lo que va izquierda-derecha se ve en reverso. Ejemplo: si echamos sal sobre el agua, en la pantalla la sal cae de abajo hacia arriba, por lo que cualquier simple procedimiento tiene ante nuestros ojos, una mecánica inédita. Los elementos cotidianos se vuelven fantásticos por la magnificación de los lentes y por la transfigurada ley de gravedad.El título de este texto, Las infinitas posibilidades del agua no es un elogio a las posibilidades de las linternas mágicas sino todo lo contrario. Es una critica que cuestiona las posibilidades como tal y su aparente infinitud.
Cuando uno empieza a trabajar con las linternas, dice ¡Guau! ¡Qué conglomerado de burbujas de jabón! ¡Cuántas posibilidades de formas y combinatorias! ¡Es imposible encontrar un patrón! ¡Qué fuente de infinitud en mi propia cocina con el mismo jabón de lavar los platos! ¿Qué música voy a escribir? ¡Si ya todo esta ahí!
A lo largo de los segundos nuestra atención decae… esas infinitas posibilidades se vuelven más finitas, y después de un par de largos minutos, las dos o tres posibilidades se vuelven nada más que jabón. Esto me recuerda los problemas de la música electrónica con respecto a la infinidad de recursos disponibles que terminan derivando en obras más o menos parecidas.

 

Otro aspecto a considerar es el tema del control: las burbujas hacen lo que quieren. Pero lo que quieren es más o menos siempre lo mismo. Cualquier acción artificial sobre ellas es forzada y más que  manipular las burbujas en el campo de la abstracción matemática, nos llevan al indeseado territorio del bricolaje. Lo mismo sucede con la música electrónica. Cuando no se concientizan los procesos las obras terminan más cerca del software que de la música. El viejo tema del fin y de los medios y los medios en el medio.
Los pioneros de la animación Norman McLaren, Oskar Fischinger, Víctor Iturralde trabajaban con materiales limitados: rayas y puntos sobre el film.  Los cortos de animación que tienen materiales más restringidos potencian la construcción y el diseño.
La relación entre los materiales y la forma es siempre la pregunta.

Ida Lohman

EspañolEnglish

Ida Lohman died last Tuesday, at 46. She was (is) a visual artist devoted to magic lanterns. Her special sensibility could transform simple quotidian materials into very magic images. She used to collect little papers, transparencies, little plastic toys: all these little things were transformed into incredible images in a super example of low tech multimedia.
It was nice to go for a walk with her; she was constantly searching and founding lot of things in the street for her magic lanterns. You could see how packages of cookies, eggs, straws, crystals, were becoming something extremely abstract and beautiful through the machines.
For the last projects she loved to work with live musicians- that is the way I met her. I will miss her.