Cecilia Arditto

Musas

 

Patricia Hein cantando dentro del cello en mi obra El libro de los gestos

 

EspañolEnglish

Me invitaron a las V Jornadas de Música Contemporánea en la Universidad del Litoral, Santa Fe, Argentina. El ensamble Musas dirigido por Jorge Diego Vázquez me comisionó una obra.
Musas es un ensamble de mujeres, todas estudiantes de la Universidad del Litoral. Algunas de ellas, hace muy poco que estudian su instrumento y están aprendiendo las técnicas clásicas y contemporáneas a la misma vez. Muchas veces conocen las técnicas contemporáneas antes que las clásicas. El repertorio del ensamble es mayormente música argentina contemporánea, y muchas obras les son compuestas especialmente.
Trabajar con estas músicas es una experiencia muy creativa. Todas tienen una curiosidad infinita y son capaces, por ejemplo, de probar diferentes posibilidades del arco en la cuerda del cello para medir la gradación de ruido por horas (¡horas significa horas!). Aman sin duda la música contemporánea. El director del ensamble, Jorge Diego Vázquez, esta haciendo una obra maravillosa, porque no solo abre el mundo de las técnicas de la música contemporánea para estas intérpretes, sino que les contagia un gran entusiasmo por aprender la música que se hace ahora.
Trabajar con ellas es para mi lo que creo que es hacer música: un proceso creativo profundo, de búsqueda, de riesgo, pero sobre todo de intensa alegría.

Ensamble Musas: director musical : Jorge Diego Vázquez; directora artística : María Misael Gauchat; integrantes: Natalia Carelli, flauta; Ivana Papini, clarinete; Iliana Muzzio, saxo alto; Viviana Dupertuis, violín; Patricia Hein, violoncello; Maria Misael Gauchat, percusión; Alejandra Bontempi y Mariana Pretto, pianos y teclados.

Nota a posteriori: (1-9-20)
Pienso el trabajo de Musas con perspectiva de género, y lo importante que son todos estos emprendimientos que visibilizan a las mujeres. Un ensamble de mujeres es todavía una rareza o algo a ser definido, cuando muchísimos ensambles constituidos sólo por hombres no llaman la atención de nadie en cuestión de género. Muy linda la visión de Jorge Diego Vázquez allá entonces.
En ese momento el nombre Musas no me llamó especialmente la atención. Ahora con cierta distancia, veo que las mujeres nos hemos bajado de la categoría de musas (palabra que no existe en masculino … ¿musos?) para entrar al ruedo. Hay cosas que han cambiado velozmente en poco tiempo. Lo celebro.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *