Cecilia Arditto

Música nueva I

EspañolEnglish

La misa de Notre Dame, de Machaut, a cuatro voces, no nota las voces verticalmente a la manera contemporánea. Cada cantante tiene una parte individual y no saben que es lo que están cantando los otros.
Luciana Cueto Y Adrián van der Spoel me hicieron escuchar dos versiones de la misa de Machaut. Una versión de Rebecca Stewart, profesora de Luciana, donde los cantantes leen directamente desde el manuscrito, la otra, de Jeremy Summerly donde el coro lee la traducción a notación “moderna” de la misa con las voces alineadas verticalmente.
Las diferencias entre las dos versiones son notables. La versión asíncrona es mucho más compleja. El flujo del tiempo es menos lineal, ya que los cantantes están permanentemente escuchándose y reaccionando entre sí en el momento, lo que le da a la música una respiración diferente. La versión es más vacilante desde lo rítmico y también desde las alturas, ya que el contrapunto con las otras voces es más elástico. Los puntos de consonancia al final de las frases son fuertemente consonantes. Se escucha claramente la distensión de la armonía.

En la versión de escritura horizontal, hay una previsibilidad que se escucha y un sentido de lo mensural cuadrado. El coro parece un órgano, un gran instrumento tocado por una sola gran mano.

 

Feldman en conversando con Xenakis decía con relación a la presentación de su obra Trío (1980)

Feldman: I’m neither happy nor unhappy with it.
Xenakis: What do you mean, why?

Feldman: I thought it was just a little stiff.

Xenakis: You wanted more agitation?

Feldman: No, I wanted them to breathe with each other more naturally. Breathe rather than count.

Xenakis: But they counted correctly.

Feldman: Yes, they counted correctly. Maybe that was it, that it was a little too mechanical in the counting.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *