Cecilia Arditto

Post Term: sinestesia

Cette invisible musique

EspañolEnglish

Michel Arcens le dedicó un capítulo a mi proyecto Música invisible en su libro John Coltrane, La musique sans raison. Elegí el título Música invisible en el año 2002 para una serie de piezas para instrumentos solos que se enfocan en técnicas extendidas, con énfasis en la percepción más que en las técnicas en sí.

Desde el comienzo el título me pareció adecuado pero a la vez demasiado poético. Por otro lado, paradójicamente, esa fue la época en que mi música comenzó a ser manifiestamente más visual. Lo bonito del título (lo feo ya dijimos que es lo poético) es lo sinestésico, ya que sugiere la invisibilidad de algo que no es para ver, sino para oír.

Una cita muy bonita extraída del artículo de Michel Arcens:

“Nul n’a jamais vu la vie et ne la verra jamais (nadie jamás ha visto la vida y nunca la verá)”
Michel Henry

http://michelarcens.unblog.fr/2009/11/10/cette-invisible-musique/

La música del mundo

EspañolEnglish

La música sale de los instrumentos musicales. Eso, todo el mundo lo sabe. Pero también hay música en los objetos que nos rodean, en las imágenes, en los mapas, en la luz, en los espejos.
La música no solamente es lo que se oye, sino que además es una manera particular de pensar el mundo… o de escucharlo…

Gabriel Cerini

EspañolEnglish

Hubo un segundo concierto en Ámsterdam de la orquesta TITO, junto al el compositor argentino residente en Barcelona Gabriel Cerini.
Entre compuesto e improvisado, la obra de Gabriel fue una fuente de recursos interesantísimos y conmovedores. Rescato muchísimos momentos que encuentro cercanos a mis búsquedas.
Gabriel tocaba en un momento un pañuelo de seda. Lo balanceaba en el aire, mientras los otros tocaban los juguetes. Evidentemente el pañuelo no suena, pero tiene un ritmo, por lo que se vuelve extremadamente musical. Es pura sinestesia: la apropiación de un lenguaje por otro. Gabriel hablaba de campanas para referirse al pañuelo. Una campana de seda, una metáfora en escena.

Otros momentos muy lindos fueron algunos juegos de los instrumentos con una cinta pre grabada.
Gabriel tocaba unos tubos largos de PVC de diferentes maneras.  A veces tocaba tradicionalmente, como trompetas naturales, otras, solo hacía la mímica (sin sonido) y otras, lo que me resulto muy interesante, hacía la mímica en sincronía con una cinta pre grabada (playback). La cinta se pliega con este gesto al discurso de los instrumentos en un tipo de relación poética, también de sinestesia. Esta vez con respecto al movimiento. El lenguaje musical se quiebra y presenta novedosas y poéticas maneras de articulación.

No sé si es un exceso de optimismo de mi parte, pero creo que estas mismas propuestas habría que llevarlas más al extremo, ya que en el contexto de improvisación de este concierto, se diluyen un poco. Tal vez sea imposible y la esencia de este trabajo sea esta misma volatilidad que se percibe de a ratos.
Yo, cada vez más enamorada de la volatilidad de la partitura escrita. Pienso que a esa campana de seda bien valdría la pena estamparla en un pentagrama.

Música de época.

EspañolEnglish

Crónica del concierto de T.I.T.O en Ámsterdam el pasado 3 de Octubre de 2008.
La orquesta T.I.T.O (Trans Industriell Toy Orchestra) son un grupo de artistas, mayormente  que vienen de la plástica, que tocan con juguetes y objetos encontrados. Lo bonito es que ellos no son músicos y desconocen las reglas de la cortesía musical (o no les interesa en absoluto).
Es hermoso ver a esos alemanes grandotes, soplando peines y agitando manivelas con total gravedad. Es algo muy serio.
Uno de los músicos, durante el concierto, fumaba y tocaba a la vez en escena (fumaba de verdad, no teatralmente). Las frases musicales se cortaban caprichosamente al tiempo de las necesidades del pucho.
A otro de los músicos se le caía todo, (de verdad, todo de verdad). Y se lo tomaba con toda la calma del mundo.
Otro probaba tocar los juguetes desde ángulos extraños y la mayoría de las veces no sonaban o el resultado era muy pobre. Pero el fallo es parte total de la cosa y no el reverso del concierto.
La performance me pareció una cosa “de época”, con instrumentos originales. Los chiches eran super retro.
Las obras eran cortísimas, de menos de 5 minutos y cada una respondía a un concepto muy diferente, por lo que toda esa vaguedad de los materiales y la ejecución estaba enmarcada en algo formal rígido (y corto). Me gusto esa dicotomía.
Cuando vi ese caudal de situaciones escénicas tan ricas me dije, me encantaría escribir para ellos! (por lo que me ligué un CD gratis, ¡argentina tenías que ser!). Ahora creo que escribir algo para ellos es ajeno a la naturaleza de la propuesta, tan “inescribible”.
Esa música de juguetes y objetos encontrados me recuerda a las músicas y experiencias de los 60, de las cuales me vienen a la mente Acústica de Mauricio Kagel, o los experimentos de Les Luthiers. La orquesta TITO es una orquesta de la misma época. Ellos no solo tocan chiches de época y están vestidos de época, sino que lo son.
Me gustaría  canalizar algunas de estas  experiencias con búsquedas que resuenan simpáticamente (nunca mejor empleado) con las mías.

http://mambobubu.blogspot.com/2008/10/con-tito-en-amsterdam.html

El libro de los gestos


EspañolEnglish

En “El libro de los gestos” un glissando en el cello (desplazamiento en altura) se transforma en el desplazamiento de un percusionista en el escenario. El cello desliza los dedos por el puente y el percusionista, frotando también una cuerda, en este caso atada a una lata, se desplaza 3 metros en el espacio. Son dos frotados. Uno actúa en el campo de la altura y otro en el espacio, pero ambos operan en el tiempo. Me interesa saltar de una dimensión a otra a través de un simple gesto. De contar en hertz a contar en metros. Aunque siempre en segundos.

También hay un juego de escalas, ya que el cello también tiene un recorrido espacial, que es el frotado de la mano a lo largo del tasto. Ambos movimientos, el d los dedos sobre el tasto y el de los pasos del percusionista en la sala,  coreografíados en una línea de tiempo.

Otro momento de la obra se ocupa de modular el ritmo del sonido a ritmo de luz. Otra vez la constante entre el sonido y la luz es el tiempo.
Más que en orquestación me gusta pensar en sinestesia, o traducción de los sentidos; que es cuando se trasvasa un campo de percepción a otro. Es un tema que estoy explorando en mis últimos trabajos.

 

 

El libro de los gestos – fragmentos -Berlin 2008

 

Link “El libro de los gestos”, program notes, video, analysis