Cecilia Arditto

Post Term: polifonía

Crónica de un hombre acompañado

EspañolEnglish

Fui a ver Las multitudes de Federico León. Una obra para 120 personas en escena, divididas en grupos categorizados por edad y sexo: los jóvenes, los adolescentes, las mujeres.
Estos grupos deambulan por el espacio escénico con su líder.  Un planteo brillante con una realización más descolorida  Es una obra que crea una gran expectativa que se  diluye un poco en la realización.

Me imagino la escritura de la obra como una partitura que coreografía el movimiento de los grupos en la escena: una polifonía del deambular. Cada voz está representado por un grupo de gente específico, con cierta vibración inestable entremedio.

Hay muchos temas implícitos en esta obra: los grupos, las pertenencias, la empatía, lo individual, lo colectivo. El tema de la exclusión, de lo diferente, de los espejos, de lo mismo. Lo mismo a través del tiempo, las distintas versiones de una misma persona, una temática que ya León trabajara en Yo en el futuro.
Viendo este deambular de gente-motivos en escena, no pensaba en los coros poderosos de Verdi, sino en la polifonía más oblicua de Machaut.
Salí del teatro volando, con ganas de todo, de escribir, de seguir profundizando en la libertad maravillosa que significa este in between géneros.

 

Paráfrasis

EspañolEnglish

Ockeghem utiliza un procedimiento de composición llamado parafraseo que consiste en reformular materiales musicales existentes una y otra vez.

En el Kyrie de su misa Pro defunctis o Réquiem, utiliza el canto gregoriano como base de la composición. Esta vez no lo utiliza en el bajo sino en la voz superior reformulandolo nueve veces seguidas, una a continuación de otra. Hay cambios de distinta índole: en la línea melódica, en la armonización con respecto a las otras voces, en la textura vocal -cantidad de voces utilizadas-, etc.

El concepto de paráfrasis es diferente al concepto de variación. La variación en música implica un original que va mutando sucesivamente, que asume un punto de partida y a partir de él, una sucesión progresiva de cambios. Las variaciones pueden no seguir un orden entre si, pero hay claramente un material originario.

La paráfrasis es un procedimiento distinto a la variación, ya que se basa en la reformulación de lo mismo (en este caso el canto gregoriano) una y otra vez, yendo y viniendo de un original que en definitiva puede ser cualquiera de las versiones.

En la música de Ockeghem el concepto de imitación entre las voces no existe, algo difícil de pensar para nosotros, ni tampoco la idea de desarrollo donde una cosa lleva a la otra. Los elementos de repetición que le van dando cohesión al discurso musical funcionan a un nivel más estructural, originados por el mismo procedimiento, pero con una lógica descentralizada, menos lineal.

Una versión espectacular del Réquiem de Ockeghem es la del ensamble Organum bajo la dirección de Marcel Peres (¡¡que manera creativa de hacer música antigua!!) En esta versión el Réquiem esta transpuesto a un registro más grave que el habitual, lo que hace de la armonía (todas las voces son masculinas) una experiencia tímbrica y textural diferente.

Inspirada en Ockeghem, compongo Spiegeltjes, piezas para clarinete, cinta y linternas mágicas.

 

 

La música del teatro

fotograma de Les Vacances de Monsieur Hulot de Jacques Tati

EspañolEnglish

Les Vacances de Monsieur Hulot de Jacques Tati (gracias Diana Rud por la recomendación!) es una película que permite una lectura musical en su integridad, más allá de la misma música o del sonido. Cada escena de la película está compuesta temporalmente, creando una polifonía visual y sonora continua. Adivino un story board detallado, donde cada elemento está pensado al detalle. No lo sé.

Les Vacances es una película polifónica, ya que todos los elementos que la constituyen, ya sean personas, objetos, el paisaje, aspectos visuales y sonoros, interactúan sincronizadamente. Cada rasgo esta cuidadosamente integrado con los demás compartiendo una misma jerarquía.

Hay una escena en la película particularmente rica, de tipo operístico-coral, que transcurre en el salón restaurant del hotel de la playa donde se congregan los veraneantes.  Personas aisladas o pequeños grupos, realizan distintas acciones independientes en la habitación: una mujer se mece en una hamaca, un grupo de hombres juega a las cartas, otra mujer sube una escalera. Cada elemento tiene su ritmo propio, pero a la vez se encadenado en un conjunto polifónico con las demás acciones.

En un momento, ante la irrupción de un estímulo externo, este conjunto armónico se desarma y todas las células individuales se funden en una escena común de índole caótica. Es este segundo de caos el que no sólo quiebra pero a la vez evidencia las  distintas temporalidades que veníamos observando. Un recurso puramente musical. Es una escena muy breve pero que me ha impactado mucho.

Nota a posteriori (19/08/2020):
Años más tarde escribí una pieza para ensamble de cámara llamada “La máquina del tiempo” donde la pianista está sentada en una mecedora, y con su bamboleo rítmico toca una nota repetida en el piano.  No lo relacioné en el momento de la escritura con la película de Tati, pero ahora puedo ver la clara influencia de Tati en mi lenguaje.